Seguros Porcar

El mediador goloso

Contratar seguro panaderia

Hoy atiendo en el despacho a un matrimonio encargado de la presidencia de su comunidad de vecinos.

Me comentan que han tenido un robo y se han visto algo desbordados por lo sucedido.

Uno de los motivos por el cual desconocen cómo se resolverá el siniestro es que no encuentran la póliza. Según me comentan, el anterior presidente contrató la póliza en una panadería.

Han podido averiguar que hay una sucursal en otra localidad y el perito que les valora los daños se desplaza desde otra provincia, situada a más de 150 km de distancia.

En definitiva, la falta de asesoramiento es total y sin tener la póliza en sus manos la posibilidad de conocer como se resolverá el siniestro es bastante incierta. Al menos, hasta que puedan conseguir un duplicado, que obviamente le tendrán que facilitar en la sucursal… y no en la panadería.

Del “mediador” que hizo el contrato nada se sabe.

Es importante que el cliente busque un mediador de seguros profesional y no se deje embaucar por algún mercachifle desesperado por vender a cualquier precio.

El mediador no solo ha de asesorar para garantizar la cobertura de los bienes sino que también ha de asistir al asegurado en la gestión del siniestro. ¿De qué sirve si la persona con la que hemos confiado para la contratación desaparece una vez se ha embolsado la comisión de venta?

Hay que informarse sobre quién es el que va a mediar nuestro contrato. ¿Es un auxiliar externo o un corredor? ¿Qué formación tiene o se le exige para realizar sus funciones? ¿Va a poder ofrecerme soluciones o atender mis quejas? ¿Está colegiado o puedo tener referencias y garantías sobre sus buenas prácticas o servicios? ¿Cuenta con un seguro de responsabilidad civil derivada de sus actuaciones?